Sanamente.net

Pasión por aprender

estudiandoCómo la vocación por enseñar genera entusiasmo por aprender.

Personalmente siempre estoy dispuesto a aprender, aunque no siempre me gusta que me den lecciones.
Winston Churchill

“Tengo ganas aprender.  Ahora que María  aprecia lo que se y el trabajo que hago por aprender más, tengo muchas ganas de ir a la escuela” J.M. 11 años, alumna de 6º de primaria en un centro público.

A buen entendedor pocas palabras bastan. Creo que no hay nada más que añadir, lo que sigue son sólo ganas de compartir las sensaciones y reflexiones que esta afirmación, limpia y clara, me ha suscitado.ks124863

Para mejorar la calidad de la educación se habla, se reflexiona, se crean métodos, sistemas, teorías y filosofías que los sustentan. Sin embargo, hay algo que está detrás de todo ello y que es lo que hace que las teorías llevadas a la práctica tengan el efecto buscado, y ese algo son las personas. Incluso, sin que exista una teoría o un sistema sustentador, una persona puede lograr que otra sienta entusiasmo por aprender, o mejor dicho, puede evitar que otra abandone su instinto natural de aprendizaje o que lo recupere.

regalo2Hay algo que ninguna teoría ni sistema puede aportar ni enseñar y es la emoción que siente un profesor cuando descubre un potencial de sus alumnos materializándose. Cuando alguien se le saltan las lágrimas cuando escucha cantar a los alumnos la canción que han ensayado durante meses, o cuando se le abre la boca al escuchar la inteligente pregunta del chico queparece estar siempre en las nubes, o cuando no puede esperar a final de clase para pedirle a otra niña que le regale uno de esos maravillosos dibujos quehace, o… en todos estos casos, cuando el entusiasmo es tan auténtico que queda impreso en cada gesto, no es necesario que el profesor recurra a ningún libro en busca de la frase adecuada que genere motivación en sus alumnos.

regalo

Y este tema no queda limitado al mundo escolar, también afecta a las relaciones padres-hijos, como limitesdecía C. González en un vídeo que vi hace pocos días,  no necesitas ningún manual sobre como poner límites a tus hijos cuando quieres evitar que se beban un vaso de lejía. Cuando actuamos desde el profundo convencimiento, desde la pura autenticidad, no necesitamos teorías. Las teorías nos ayudan a comprendernos, son fuente de inspiración para otros pero si se utilizan de forma mecánica, sin acceder al pensamiento sentido que las originó dan resultados inesperados, porque lo que siempre se manifiesta es la real intención  que hay detrás de todo lo que hacemos.  Podríamos decir que teorizar sobre nuestra experiencia nos aporta claridad y puede ayudarnos a mejorar la experiencia, pero el camino de poner en práctica una teoría está lleno de trampas que no siempre sabes ver a tiempo.

Tere Puig

Agradecemos este artículo de opinión que ha escrito Tere, tan lúcido y contundente que nos lleva a reflexionar y a darnos cuenta de cuanto nos complicamos con lo sencillas que pueden ser las cosas y que el amor en lo que uno siente y hace es la forma más correcta de llegar a la solución.  Adjuntamos el vídeo al que Tere Puig hace referencia, sin duda también nos ilustrará.



miércoles, 4 de enero de 2012