Sanamente.net

Liberarse de los apegos y los deseos. Brahma Kumaris

desapegarseNuestro ser interior anhela profundamente ser libre y poderoso. Volar. Queremos recuperar el poder de controlar y gobernar nuestras vidas.

Controlar nuestro mundo interior, no a los demás. Ésta es la clave de nuestro verdadero auto-respeto. Y, sin embargo, nos asaltan las debilidades. La mente se distrae y divaga, las atracciones tiran de nosotros, las influencias externas nos afectan y descentran y así, las debilidades que alberga nuestro ser nos distancian de la experiencia de la fortaleza, el poder y la estabilidad.

Las debilidades surgen debido a los deseos y los apegos a relaciones u objetos. Ambos son la raíz de la intranquilidad y el pesar. Hasta que no nos damos cuenta de ello, la mente sigue corriendo en las múltiples direcciones que le dictan sus deseos y apegos.

La ilusión que ha hipnotizado la conciencia se basa en la creencia de que la preservación de esos apegos y la satisfacción de esos deseos me llenarán y harán feliz.

La realidad es que nuestro ser se vuelve dependiente y sumiso, incapaz de fortalecer el poder de voluntad. La voluntad danza como un títere al son de los deseos de la mente.
desapegarse2
Tendremos un pensamiento poderoso, un pensamiento noble, un pensamiento elevado y sentiremos desde el corazón que queremos llevarlo a cabo. Por ejemplo, un pensamiento de transformación, de dejar atrás algún hábito negativo, que sabemos que nos perjudica y es un obstáculo para nuestra felicidad.

Sin embargo, a continuación, nuestro hábito de satisfacer los deseos caprichosos de la mente, hará que ese pensamiento elevado quede sumergido y debilitado. La mente será atraída (y distraída) hacia alguna otra dirección y no le daremos más energía a ese propósito. Pronto incluso lo olvidaremos.

Los deseos, con sus múltiples manifestaciones, nutren la infelicidad.

preso de los pensamientos2Su meta es llenarnos, pero en realidad nos mantienen vacíos, en la medida que nunca conseguimos satisfacerlos todos. Ésta es una paradoja que a veces no se comprende con facilidad, hasta que descubrimos que los deseos funcionan a través de los hábitos. El hábito basado en los deseos no nos permite darnos cuenta de lo que sucede en realidad, ni reconocer que se trata de una debilidad, ni percibir el ser verdadero.

El deseo de reconocimiento hace que nuestras intenciones sean deshonestas y la calidad de nuestra actividad se poluciona. Inevitablemente se pierde la integridad en nuestro ser. “Yo quiero”, “yo necesito” o “tienes que darme”, estas tendencias se asemejan a un estómago hambriento que nunca se sacia.

Sentirnos verdaderamente contentos y satisfechos es algo que sólo conseguimos cuando disolvemos los deseos que siempre quieren algo de alguien. Estar contentos nos permite vivir conscientes del significado de cada escena, de cada encuentro con los demás, de cada momento.

meditación bramahkA veces, el deseo de la mente es alejarse de la situación en la que nos encontramos, de las personas que nos causan obstáculos o dificultades. La opción más elevada, basada en la espiritualidad, es no dejar que los retos o la negatividad nos tienten a alejarnos de situaciones o personas. Aprender a crecer a través de ellas.

Cuando sembramos las semillas de los pensamientos determinados, crecemos al aceptar la necesidad de cambiar nuestro posicionamiento mental. Este cambio de posicionamiento cambia nuestro patrón de crecimiento. Crecemos en nuestra verdad original y en nuestra autenticidad.

Para conseguirlo, necesitamos disciplinar la mente. Poner todos los deseos y apegos en cuarentena. Esto requiere coraje. Para ello tenemos que tomar fortaleza de la experiencia del silencio interior. Tenemos que abrirnos a la dimensión del silencio y conectar con la fuente de luz y poder espiritual. Nutrir la mente con pensamientos puros y poderosos, de forma regular y sistemática.

conectar con el espírituLa práctica de la meditación nos facilita el proceso de conectar con nuestra esencia de paz. Para experimentar paz verdadera, primero practicamos el desapegarnos del entorno, de las situaciones, de toda actividad, centrándonos en la energía espiritual interior. Experimentar que somos un ser de luz y de paz nos lleva a un estado de profundo bienestar y armonía interior.

En este estado sentiremos que nos vamos distanciando de las innumerables influencias del mundo que nos rodea y sintonizamos con nuestra naturaleza eterna y original, más allá de la influencia de los apegos y deseos. Los beneficios de esta práctica son enormes.

Estos ejercicios y prácticas son la medicina que gradualmente irá curando estas enfermedades, devolviéndonos nuestra auto-soberanía espiritual.Foto Bill

Guillermo Simó
Profesor de pensamiento positivo y meditación,
coach y miembro del equipo de coordinación nacional de Brahma Kumaris.

El día 16 de Octubre tendrá lugar en Barcelona la Conferencia “Sabiduría espiritual para disfrutar del juego de la vida” a cargo de Guillermo Simó.  Para más información o consultar más actividades de Brahma Kumaris visita su web AQUÍ



martes, 10 de septiembre de 2013