Sanamente.net

ÉXTASIS y ENERGÍA: El silencio de la meditación.

Portada Éxtasis y energía“Sentados en silencio sin hacer nada, la primavera viene y la hierba crece por si misma”

Permíteme que te invite a hacer un pequeño viaje interior.

Todos sabemos y experimentamos cada día  que cuando paramos por un segundo, estando sentados en el tren, estando solos en casa, o únicamente tomando un momento para llevar el foco hacia dentro, entonces notamos que hay una constante charla mental en nuestra cabeza. Palabras, memorias, imágenes de eventos del pasado, y proyecciones futuras.  Mayoritariamente cuando nos damos cuenta de esto, decidimos que ya no queremos volver más a enfocarnos hacia dentro y preferimos ocupar nuestro tiempo en el hacer, correr, movernos constantemente. Esto es algo que sucede automáticamente. El evitar está en el hecho de que nuestra mente es caótica y loca. Nunca nos hemos manejado en disciplinarla o incluso a estar disponibles a enseñarla a pensar de forma positiva.  La naturaleza de la mente es vivir en opuestos.

meditación1

La mente no puede sobrevivir en un polo, sea en el positivo o solo en el negativo. Cuando es negativa quiere ser positiva, cuando es positiva ella mira hacia el otro lado. Así ella constantemente crea interiormente un torbellino, un subir y bajar. Cada decisión, cada impulso, cada acción, la mente continúa corriendo, mirando para algo, para algo mejor, tratando de mejorarse, queriendo volverte mejor persona, haciéndote sentir un ser especial, queriéndote obtener mayor estatus,…, siempre queriendo más y mejor. La lista de metas que crea la mente es infinita, y siempre enfocada en el futuro.  En el futuro seré mejor, en el otro lado del río hay el paraíso, cualquier riesgo es para enriquecer e ir hacia el otro lado.  Donde estoy no es suficiente.  Más tarde es mejor. Estoy en el infierno, y tengo que llegar al cielo.  Tengo que trabajar, y trabajar, y trabajar para volverme mejor, para cambiarme a mi mismo.  Y así, nuestro enfoque está siempre en otro lugar. La mente nos toma fuera de nosotros mismos. No vemos que es lo que está realmente sucediendo. No vemos quienes somos, no vemos como nos sentimos, todo lo que sabemos sobre nosotros mismos está en el campo de la imaginación. Es siempre mañana. Es siempre mejor. Mañana y mejor solo pueden ser imaginarios, no puede ser lo que realmente es. Así que no sabemos quien realmente somos mientras sigamos mirando con la mente, o siguiendo a la mente.

trenMeditación es cuando nos permitimos volvernos alerta, con una amorosa aceptación y sin juicio mental hacia nosotros. Es como estar en la estación de tren mirando los trenes llegar y marchar. El tren llega, se abren las puertas, te invita a entrar y tu estás allí sentado en el andén sin moverte, relajado, hasta que el tren cierra sus puertas y se va.  Solo así puedes ver el tren de los pensamientos pasando por tu pantalla mental, llegando desde ningún lugar, y desapareciendo en ningún lugar. La mayoría de pensamientos que vienen no son más que viejas memorias, viejas historias, que no tienen ningún valor sobre que y quien tu eres ahora.

En este determinado momento cabe indicar, que las viejas memorias activan tu sistema nervioso y llevan tu cuerpo emocional a un estrés innecesario. Y debido al despertar de estas viejas memorias emocionales cierta energía se libera, y nos hace pensar que hay algo real en esto, cuando no hay nada real.

meditar2Un test muy fácil que ahora mismo puedes realizar es; cierra tus ojos por un momento y imagina un tigre que viene corriendo hacia ti. Seguro que has podido comprobar como tu cuerpo instantáneamente muy sutilmente ha movilizado cierta energía para protegerse. Con este simple ejercicio puedes ver como para tu cuerpo cualquier imaginación es real, no pudiendo diferenciar una imagen interior o exterior, lo cual nos ayuda a ver que la mayor parte de nuestra vida emocional también está basada en proyecciones futuras y memorias pasadas. Todo ello nos proporciona una sensación y sentimiento de no poder confiar en nuestra propia vida, tenemos que estar constantemente en control, aportándonos la sensación de ser entidades separadas de unos de otros y de la vida en si misma. La vida aparece en nosotros, en nuestro cuerpo, y alrededor de nosotros como peligro. El reto ahora es saber como volver a casa y encontrarnos uno como Uno.

Satyarthi1Al principio, cuando llevamos el enfoque hacia nosotros posiblemente sentimos que todo empeora, y posiblemente encontramos un caos y un ruidoso ambiente dentro de nosotros.  Quizás nos encontramos con dolor, con estrés emocional, con miedos, e incluso algunas veces pareciendo que nos volvemos locos. Esto es parecido a cuando los padres dejan a los niños por un largo tiempo solos en casa y los niños hacen un enorme caos. Cuando ellos vuelven a casa toman un cierto tiempo en arreglar y en ponerlo todo en su orden y lugar al que pertenece.   Después de un tiempo de observación hacia uno mismo, en el trasfondo de nuestro ser surge un tipo de observador desde donde observamos quietamente y silenciosamente el caótico tráfico. Cuando más nos entrenamos en ello, esta observación nos hace ver más claramente que no estamos en el pasado y/o en el futuro, sino que estamos vitalmente aquí, que siempre hemos estado aquí. Que todo lo que veía era un sueño. En esta presencia de ser surge el amor, la abundancia, la unidad, y una enorme libertad y goce, siendo todo perfecto tal y como es. La mente soñante ha creado un artificial y ficticio yo, el cual no ha estado nunca aquí y nunca es real.  Llegar a casa es la mayor libertad y la fantástica revolución que uno puede dedicarse.  No hay nada más bello en la vida que abrir los sentidos hacia uno mismo.

Satyarthi

Satyarthi Wuwei
www.satyarthi-wuwei.com


Deseando que este artículo te haya enriquecido o simplemente te haya aportado un poco de luz, estás invitado y bienvenido al ciclo de meditación que ofrece Satyarthi,  el cual está dividido en tres retiros de cuatro días cada uno. Puedes hacerlos independientemente y cuando a ti te vaya bien.  Te adjuntamos el link del próximo retiro AQUÍ



sábado, 8 de noviembre de 2014