Sanamente.net

La Macrobiótica y el arroz

Arroz blanco y arroz integralCada vez queda más claro que la alimentación es básica en nuestra salud y que los alimentos que ingerimos pueden ser, en muchas ocasiones, nuestra medicina.  La macrobiótica es un tipo de cocina que busca, como objetivo principal, mantener un buen estado de salud.

La macrobiótica fue creada por el japonés Georges Ohsawa y está basada en la medicina china y el budismo, donde el equilibro entre Yin y Yang es la ausencia de enfermedad.  Esta filosofía se dio a conocer en occidente en 1957 y comprende una serie de factores importantísimos, como por ejemplo: la calidad de los alimentos, que tienen que ser ecológicos, el agua que se utiliza en algunas cocciones, las formas de preparación y condimentación, la conciencia que se pone tanto en la preparación como en comer…

El 50% de los ingredientes los componen los cereales integrales como: arroz, mijo, trigo, avena, cebada, cuscús, centeno, trigo sarraceno y maíz.  Un 25% lo componen hortalizas y vegetales. Un 15% son legumbres y el otro 10% son algas, miso, condimentos y fruta cocida o seca.  También tienen mucha importancia beber té, principalmente el de kukicha y café de cereales.

Eduard SarràEduard Sarrà

Cocinero especializado en comida vegetariana y vegana y uno de los grandes de la Macrobiótica, que aprendió de la mano de Rene Levy durante 2 años en el 82. En 2006 fundó la Escuela Macrobiótica Edana.  Ha viajado y trabajado como cocinero macrobiótico, ha dado cursos y talleres y por fin en 2015 ha empezado la aventura de su propio Restaurante Macrobiótico en Barcelona el 2Y.

Diferencias entre el arroz integral y el arroz blanco

El arroz es un hidrato de carbono que está presente en nuestra dieta cotidiana. Habitualmente lo consumimos hervido y blanco, pero existe otra clase de arroz, el integral. Muchos de nosotros nos hemos decantado por esta clase, y por ello vamos a comparar ambas variedades para saber qué diferencias existen entre ambos.

78367279Los hidratos de carbono son fundamentales para los deportistas, ya que es la principal fuente de energía que tenemos a nuestra mano. El problema está cuando no sabemos qué tipo de hidratos son los más aconsejables para la salud. En infinidad de ocasiones hemos comentado la importancia de obtener hidratos de carbono a partir de cereales integrales, ya que su liberación es lenta y el organismo los aprovecha mucho mejor, pero en el arroz nos surge la duda y por ello vamos a ver las diferencias entre ambos tipos de arroz.

En un principio si nos acercamos a analizar sus valores nutricionales observamos que el aporte calórico de ambos tipos de arroz es similar, por lo que podemos considerar que la energía que nos van a brindar es prácticamente la misma. No hay que olvidar que los productos integrales están formados por hidratos de carbono complejos que se liberan lentamente, por lo que la energía se aprovechará a más largo plazo. Aunque si queremos energía rápida, lo mejor es ingerir arroz blanco, ya que la liberación de la misma es más rápida.

Arroz integral

En el apartado grasa.

El arroz integral contiene más cantidad, casi nueve veces más que el arroz blanco, pero no hay que olvidar que son grasas de origen vegetal, por lo que son monoinsaturadas, y totalmente beneficiosas para el organismo. A pesar de todo el contenido graso de ambos tipos de arroz es muy bajo, ya que ninguno no supera los dos gramos por cada cien.

Los niveles de proteína y fibra

En ambos son similares, ya que ambos contienen entorno a un ocho por ciento de proteína vegetal. Esto es lo que los convierte en un alimento fundamental de los deportistas, pues además de ser energético es un aliado del crecimiento muscular. Junto a esto es importante mencionar el aporte de fibra que nos brinda, y que se nota agudizado en la variedad integral, ya que esta tiene casi nueve veces más de fibra que el blanco.

Minerales y vitaminas

Ambos tipos de arroz son una importante fuente de minerales entre los que destaca el potasio, el sodio, el fósforo, el hierro, el magnesio, el calcio, el zinc y el selenio que se encuentran en mayores cantidades en el arroz integral. Lo mismo sucede con las vitaminas, ambos nos aportan muy buenas dosis de vitaminas del tipo B, pero la concentración del arroz integral es mayor, aunque sí que hay que destacar la presencia de vitamina E en el arroz integral, cosa que no encontramos en el blanco.

Ejemplo plato macrobiótica 2Y

Es importante que tengamos en cuenta los beneficios de ambos tipos de arroz, un alimento que representa la base nutricional de millones de personas en todo el mundo, y que representa uno de los pilares fundamentales de la dieta de todo deportista.

Lavar bien el arrozCómo cocinarlo ~ Arroz redondo y completo.

Lo primero es lavar muy bien el arroz que vamos a utilizar.
En 2Y acostumbramos a cocerlo con dos medidas de agua vitalizada por una de arroz, una pizca de sal y dos cm. de una tira de alga kombu.

Ponemos a fuego fuerte y justo cuando arranca a hervir bajamos el fuego al mínimo y si aún tuviese mucho hervor pondríamos una placa difusora. Cuando tenemos este paso bien controlado, tapamos y lo dejamos cocer 45′ sin destapar hasta el final. Ha de quedar suelto, sin agua y que no se haya pegado ni un grano. Si hemos hecho los pasos correctos y se ha quemado un poco, quiere decir que se ha cocinado con demasiado fuego, si ha quedado agua, el fuego es demasiado débil.

Son importantes estos últimos consejos, porque de ello dependerá que nos nutra al máximo o que tengamos fermentaciones ya que no siempre es por la falta de masticación.

Para personas con digestiones muy débiles e intestinos muy tocados recomiendo cocer el arroz con los mismos pasos pero con presión, eso quiere decir que quedará más cocido y se digiere mucho mejor. Y cambiaremos el paso de arrancar a hervir por el pitido de la válvula.

CONSEJO: Aconsejo las cocciones de cualquier alimento con baterías de Titanio, el sabor de los alimentos «nada que ver» y el aporte de metales pesados y efluvios se reduce un 85%.

Receta PostreRECETA

Ingredientes:

  • Flan de nectarina.
  • Para 10 flaneras.
  • 6 nectarinas maduras.
  • Un pellizco de vainilla en polvo orgánica.
  • 1 cucharada sopera rasa de agar-agar en polvo.
  • 500ml. Licuado vegetal de arroz.
  • 3 cucharadas soperas de melaza de arroz.
  • 3 cucharadas soperas de panela.

Elaboración:

  1. Ponemos en un cacito pequeño la panela a calentar, cuando se convierta en melaza, le podemos añadir un poco del licuado vegetal con el fin de variar textura, se coloca en el fondo de las flaneras y enfriamos, quedará como caramelo líquido.
  2. Pelamos y cortamos las nectarinas una vez lavadas, las ponemos en un recipiente al fuego para calentarlas, añadimos un poco de sal marina y tapamos dejando a fuego lento hasta que estén cocidas.
  3. Se trituran y se pasan por un tamiz o colador muy fino, observando que nos quede la fibra en el colador, reservamos.
  4. Disolvemos el agar-agar con el licuado vegetal y la vainilla, hervimos dos minutos a fuego lento, mezclamos con ayuda de batidor con la nectarina y rellenamos flaneras.
  5. Enfriamos en el frigorífico. Se pueden conservar varios días.

«En la foto está decorado con semillas de amapola, rizos de piel de limón y una frambuesa entera en el centro”.
Cuando sale del molde primero nos ayudamos de una puntilla de cuchillo para enplatar, queda muy logrado con la parte oscura de la panela que se desborda por las paredes del flan. Espero que os guste y pensar que lo mismo podéis hacer cambiando la fruta de temporada.

Logo_2YEduard Sarrà
Cocinero especializado en Macrobiótica ~ Vegetariana y Vegana
Propietario del Restaurante 2Y Macrobiótica
www.2ymacrobiotica.com

Eduard Sarrà sabe de lo que habla y nosotros hemos tenido el placer de disfrutar de su comida en 2Y, en pleno corazón de Barcelona.  Te invitamos a que disfrutes de una comida buenísima y saludable.  Un restaurante que cuida todos los detalles: la calidad del agua, la materia prima ecológica, la batería de titanio, la forma de cocinar, la conciencia que ponen, la energía del espacio… 100% RECOMENDABLE.


lunes, 12 de septiembre de 2016