Sanamente.net

¿Cómo te tratas? La felicidad es una experiencia corporal.

tratarse bien¿Alguna vez te has preguntado si te estás tratando bien a ti mismo?

Para contestarte no tienes más que observar como tratas a tu propio cuerpo.

La forma en que lo hacemos es el reflejo de como habitamos en el mundo, de como construimos nuestras relaciones y de cómo nos tratamos como seres humanos. Y finalmente de cómo te tratas a ti mismo.

Podría resumir en dos, las formas en que lo hacemos.
Una primera es intentando cumplir una serie de “deberías” y modelos externos que nunca alcanzamos. Una segunda y más sana que consiste en atender a nuestras necesidades.

Aunque la última parezca lo más esperable, la primera es la más frecuente ya que acabamos tratando a nuestro organismo como una máquina o un objeto.

Nuestro pensamiento acaba mandando y crea diferentes cuerpos más allá del real:

  • Cuerpo culturalUn Cuerpo Estético a través del cual intentamos relacionarnos socialmente cubriendo unos “cánones”.
  • Un Cuerpo Cultural que según seas hombre o mujer te permitirá o prohibirá tácitamente algunas actividades.
  • Un Cuerpo Cosa mediante el cual tratarás tu cuerpo como te dé la gana. Yo bebo, como e ingiero lo que quiero. “trato así a mi cuerpo porque es mío”.
  • Un Cuerpo Rendimiento al que llevo al límite de su rendimiento como si fuera una gran virtud hacerlo.
  • Un Cuerpo Virtual, es el de las redes sociales, cada vez más presente y a la larga alienante.
  • Un Cuerpo Rol, muchas veces vinculado a lo profesional y que finalmente lleva a la rigidez y anulación del Cuerpo Real, al que acabamos por olvidar.

¿Cómo atender al propio cuerpo?

Todo empieza por atender a la información que nuestro cuerpo nos ofrece continuamente a través de las sensaciones físicas, deseos y apetencias. Cuando las empezamos a tener en cuenta y a gradualmente satisfacerlas en mayor medida que a nuestros deberías el organismo se relaja y por lo tanto se reducirá el grado de estrés.

actividad física¿Y qué hacer con todo lo que nos decimos mentalmente?

A veces las personas tienen miedo a atender sus propias apetencias y la cabeza se les llena de pensamientos catastrofistas. No hay problema, nuestro cuerpo está diseñado para el placer y el disfrute, y en este caso no hay nada mejor que la actividad física, esta genera endorfinas las cuales conseguirán hacernos sentir a gusto con nosotros mismos, bajando con toda seguridad la intensidad y velocidad de pensamientos.

Una buena información es saber que con el placer las imperfecciones van desapareciendo, a más placer y disfrute más conexión con nuestro Cuerpo Real y por lo tanto más felicidad.

¿Y qué hacer cuando nos cuesta conectar con el placer y el disfrute que nos abre la puerta a la felicidad?

Lo CorporalCuando se da esta circunstancia es porque emocionalmente la persona está bloqueada en algún aspecto de su vida. Existen multitud de técnicas psico-corporales que son muy útiles como actividad preventiva y sanadora de estos bloqueos. Normalmente son técnicas que combinan la actividad física con el desarrollo de la conciencia corporal. Existen diferentes tipos de Yogas, así como el Tai-chi o el Chi-kung cuya práctica despierta y equilibra la vitalidad.

Resumiendo puedo decir que en gran medida la felicidad es una experiencia corporal, y que para acercarnos a ella el camino es el cuerpo. Un cuerpo que sintamos como propio, como fuente de placer, disfrute y vitalidad. Nuestro Cuerpo Real tiene la virtud de suavizar nuestras tribulaciones y preocupaciones, siendo un cuerpo sin estrés ni angustia.

Es necesario ya no sólo recuperar el contacto con nuestro cuerpo, sino mantenerlo. A mí personalmente me ha ayudado mucho el baile y el movimiento expresivo, es una práctica que aúna actividad física con la expresividad emocional y el incremento de la conciencia.

Este tipo de movimiento o baile que produce una experiencia ampliadora del bienestar psico-emocional produce en sus practicantes una vivencia positiva de sí mismos a través del propio cuerpo, siendo una fuente bien básica y sencilla de felicidad.

mayoresMe gustaría recalcar que las vías de acceso a la felicidad no dependen tanto del sexo, edad o condición social de la persona, sino del contacto que tenga con su cuerpo real.

Seas niño-joven-anciano, hombre o mujer, tu grado de felicidad dependerá en gran medida de la forma en que trates a tu cuerpo y atiendas a la información que te ofrece en forma de necesidad, deseo o apetencia.

En la medida en que lo cuides y te fíes de él vivirás mejor, así como trates a tu cuerpo acabarás tratando a los demás y al resto del planeta. Eres afortunado, puedes elegir como quieres vivir en tu cuerpo, como quieres relacionarte con el mundo y en consecuencia puedes disfrutar de los beneficios de ello.


Javier MuroLogo
Terapeuta Gestalt especializado en Trabajo Corporal
Profesor de la Formación Lo Corporal
Director de Estudio Lo Corporal
www.locorporal.com

Javier Muro ofrece la Formación Lo Corporal dónde, tanto a nivel personal como profesional, aprenderás las técnicas y herramientas necesarias para tratar bien tu cuerpo, a comprender y amarlo.  Toda la INFO sobre esta formación AQUÍ


domingo, 12 de octubre de 2014